FELIZ NO ANIVERSARIO

Querido diario,

Hoy es un día especial para mi, y aunque hoy ya no quede nada que celebrar, hoy, quiero brindar.

Brindo con la misma copa de Ramón Bilbao que pedí para echarle la culpa al vino de que mis mejillas se pusieran coloradas el día que quedamos por primera vez, aunque en realidad fuera porque aquel chico de naricita perfecta me gustara tanto. Por las cervezas que siguieron a esa copa de vino, por las risas que las acompañaron, por los minutos que volaban a su lado y por ese beso que me dio en mitad de la Gran Vía madrileña para despedirnos aquella noche. Brindo por que después de dos años aun sea capaz de recordar cada detalle como si hubiese sido ayer.

Brindo por la noche que pasamos juntos al día siguiente, por el pequeño collar rojo que me regaló y me pidió que guardase de recuerdo y que hoy todavía cuelga en mi corcho de cosas importantes, por los besos que sabían a ganas, por las caricias que me erizaban la piel, por las miradas que llenaban mi estomago de mariposas, por las esposas, por los juguetes, por las cadenas y por todos los juegos que me brindaron la noche de sexo más jodidamente increíble que había tenido hasta ese momento.

Brindo por el primer día que me sentí sumisa de verdad.

Brindo por el resto de días que seguí sintiéndome así, tan suya y tan feliz de serlo.

 

Brindo por haberme sentido tan especial, y aunque no fuera la única, que me hiciera creer que yo era la mejor, porque todos merecemos ser especiales para alguien y yo lo fui.

Brindo también por la paz antes de la tormenta, por la seguridad que me daba saber que el otro extremo de la correa lo sostenía  él, por ese huequito a sus pies que siempre pendía de un hilo.

Brindo por las noches de juerga desenfrenada, por salir juntos a cazar gatitas, por las miradas cómplices que no hace falta explicar, por los besos que sabían a cocaina y jagger y por los días de resaca tirados juntos en el sofá, turnándonos para ir al baño a vomitar.

Brindo por el sexo obsceno, primario, rabioso y decadente que hemos tenido siempre, porque en eso si eramos buenos, que coño! follar fue lo mejor que supimos hacer juntos, y brindo por ello y por los mejores orgasmos que he tenido en mi puta vida.

Brindo por que se cruzase en mi vida, aunque me volviera loca y la pusiera patas arriba, por seguir brindando juntos de vez en cuando, aunque nuestras vidas se hayan separado, y por que seamos capaces de bebernos y olvidarnos del resto de cosas por las que no vale la pena brindar.

Querido diario, hoy brindo porque a su lado he besado tanto la vida que los labios me escuecen de pensarlo y eso se merece un brindis.

Salud,

Alma.

 

 

6 thoughts on “FELIZ NO ANIVERSARIO”

  1. Algo tienes que hace que sigas sintiendo… para mi la cualidad más importante en una sumisa… que sepa SENTIR, con mayusculas, porque cada uno aporta algo y creo que la vida la debe aportar la sumisión… el refugio de las ideas y del alma.
    Soy un fanático de la simbología y del significado de las cosas y ver cómo guardaste el alma de esa relación incluso rota… es descubrir que albergas en tu interior esa fuerza que hace de este mundo un mundo tan INCREIBLE.
    Enhorabuena… sigue disfrutando de la vida, sigue exprimiendo cada segundo y disfruta de lo que descubras… porque tu potencial no pasa desapercibido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *